¿Por qué se usan diamantes en los anillos de compromiso?

Anillos de compromiso.

El diamante es para siempre. 

Cuando hablamos de anillos de compromiso siempre se nos viene a la cabeza una joya acompañada de diamantes o una gran piedra, pero dicha tradición partió no hace tanto tiempo cuando una prestigiosa joyería sentó como su slogan publicitario “Un diamante es para siempre”, pasando así a coronar todos los anillos de compromiso. Pero los diamantes son a la vez una gema con características únicas, por ejemplo la mayoría de los diamantes presentes en nuestro planeta tienen más de 3.000 años de existencia y además son una de las 3 piedras más duras encontrada en la naturaleza, tanto así que en algún momento los ocuparon para afilar hachas. 
Estas características ya mencionadas y el hecho que la luz se refleja muy bien han hecho que esta gema se transforme en un infaltable en el anillo de compromiso, además de traspasar las fronteras con su significado de eternidad. 



Conoce cómo es el corte de tu diamante.

Sin dudas una de las primeras curiosidades que uno conoce a la hora de entender un poco más de gemas, es que el nombre diamante se debe ocupar para el mineral en la forma más bruta, mientras que el brillante es un tipo de corte de dicha gema. El corte brillante es hecho así para que reflecte de mejor manera la luz. 

De esta manera, los diamantes son cortados con forma de brillante, tratando de mantener proporciones óptimas para la reflexión de luz y que así brille de mejor manera la gema.
En un inicio los cortes brillantes eran hechos de manera artesanal por tanto sus proporciones nunca, o más bien pocas veces, lograban ser perfectas en cada una de sus partes (como las que vemos en la imagen superior derecha).
Es así como la proporción toma una importancia fundamental a la hora de evaluar un diamante en la escala mundial de GIA (Gemological Institute of America), encontrando en el mercado piezas de cortes más planos, más profundos o el ideal, éste último es el que reflecta de mejor manera la luz, vale decir, la misma cantidad de luz que entra es refractada y sale, logrando que la piedra sea sumamente luminosa.

¿Hoy existen los brillantes perfectos?

La tecnología nos ha entregado entre otras cosas, la capacidad de crear brillantes de corte perfecto, que mediante una fórmula matemática exacta se mide la cantidad de luz reflectada, pudiendo así evaluar de manera óptima el brillante. 
GIA entrega una tabla de clasificación mundial para los brillantes, dicho ranking pasa por el corte excelente, muy bueno, bueno, suficiente y pobre, siendo excelente la mejor categoría. 

En Waisberg y Torrealba Joyas, utilizamos diamantes de categoría MUY BUENO, ya que nos entregan una increíble calidad de corte y brillo para el anillo. Esta categoría es la comúnmente utilizada por la alta joyería a nivel mundial.

Conoce el brillo y pureza de un diamante.

Para elegir bien los componentes de tu joya, debes tener en cuenta las diferentes calidades que hoy el mercado y la naturaleza de nuestro planeta ofrece, es por eso que en esta ocasión te contaremos cómo distinguir las diferentes calidades de diamantes, en base a su claridad y color según GIA (Gemological Institute of America) y además te mostraremos cuál te recomendamos usar en tu anillo o joya.

Claridad.

Un diamante puede tener variados estados de claridad, estos están regidos por las inclusiones internas o externasUna inclusión es una marca de nacimiento del diamante, otorgada por la gestación de dicha gema en extremos calores bajo tierra. La escala más alta otorgada a una joya para dicha característica es FL o IF (Internally Flawless), que se refiere a una pieza sin inclusiones en su interior. Dicho diamante es extremadamente raro, por lo que su valor es muy muy caro. En Waisberg y Torrealba Joyas utilizamos diamantes denominados VS1 (Very Small inclusions), esto es muy pequeñas inclusiones ¿Por qué utilizamos esta denominación en vez de la más alta? Bien, es simple, un anillo a esa escala de pureza sólo puede mostrar sus defectos de naturaleza con un lente experto de Joyero con un zoom de 10X, dicho en otras palabras, las inclusiones no son visibles bajo el ojo humano, lo que nos entrega una joya de un valor real y posible para las personas en términos precio/calidad, un diamante con mayor denominación hoy por hoy es usado como medio de inversión por su rareza y precio. Cabe destacar que esta decisión es un standard utilizado por las mejores joyerías del mundo, aun así podemos usar el diamante que el cliente quiera.

Color

Según GIA los diamantes son también evaluados según su color. Un diamante Incoloro designado a las letras D,E y F es sin duda una gema importante y de mayor valor, por lo que mientras más blanco o incoloro sea la gema esta tendrá un precio más alto, ya que dicho color o ausencia de este permite que la luz pase a través de él de manera óptima, entregándole mayor brillo al diamante. Es así como la escala termina con la letra Z, siendo esta la más cercana a un color amarillo claro. En WT Joyas utilizamos diamantes con la denominación F o G, siendo este un color blanco puro o extremadamente puro.
Sin duda para la creación de tu joya puedes utilizar dicha escala para ir ajustando la joya a tus necesidades, ya que muchas de las más altas escalas no son visibles bajo el ojo humano, logrando así obtener una joya de los más altos niveles sin tener que recurrir a gastar millones de dólares en ella.

Ahora que conoces la escala GIA para color y pureza, deberías leer el artículo sobre metales preciosos, clickea acá para ir a esta publicación http://cuatrohojas.cl/wyt/index.php/2016/06/21/tipos-de-metales/